MENU
 
21949
post-template-default,single,single-post,postid-21949,single-format-standard,stockholm-core-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,side_area_slide_with_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Cuando identificar el foco de ruido es complicado: La Cámara Acústica

Existen casos concretos en los que identificar el foco de ruido principal es complicado y, en ocasiones muy contadas, imposible. Puede ser el caso de, por ejemplo, las grandes industrias en las que hay un gran aglutinamiento de fuentes generadoras de ruido de diversas índoles. En estos casos, suele ser realmente complejo localizar y cuantificar cuáles son las que introducen al medio ambiente una mayor emisión sonora. Algo necesario para actuar sobre dichas fuentes de ruido con medidas eficaces.

Instrumentación de última generación para ver el ruido

Ante estos problemas, las mediciones acústicas puntuales en el receptor afectado no son una herramienta lo suficientemente efectiva como para detectar esas fugas de ruido y cuantificar con exactitud el foco, área, zona o departamento principal cuyo nivel es el que genera la molestia. El empleo de una cámara acústica permite “ver el ruido” en tiempo real como si una cámara se tratase e identificar así con claridad los focos de ruido que deben centrar nuestra atención.

Cámara acústica mostrado ruido

En definitiva, este sistema ofrece grandes ventajas a la hora de afrontar estos estudios acústicos y proponer soluciones más precisas, eficaces y económicas para el empresario. También se evitan los inconvenientes de tener que hacer paradas de focos de ruido que, en muchos ambientes industriales, son imposibles de realizar o muy costosos. Todo ello, gracias a la técnica de Beamforming que utiliza esta cámara acústica.

2 Comments

Post a Comment